lunes, 9 de marzo de 2009

LOS KJARKAS: Munasq’echay

Este grupo boliviano nació en 1965 formado por los hermanos Wilson, Castel y Gonzalo Hermosa más Édgar Villarroel. Inicialmente se dedicaba a tocar música del folclore argentino, más popular en aquellos momentos que la propia música autóctona de Bolivia. Tras la salida de los integrantes iniciales Gonzalo relanzó el grupo con nuevos componentes, dedicándose cada vez con más intensidad a la música andina y forjándose y perfeccionado su interpretación y composición en innumerables conciertos por todo el país hasta que en 1975 se presentaron en La Paz y posteriormente comenzaron a tocar también por otros países de Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y Japón. En este último país obtuvieron un éxito apreciable y hoy en día sigue siendo un destino para sus giras. A partir del disco “Cóndor Mallku” (1980) comienzan a alternar temas folclóricos con canciones románticas, para mi gusto personal en algunos casos excesivamente románticas.

En estos años han ido sucediéndose constantes cambios en la formación, destacando la incorporación de Ulises Hermosa, creador hasta su muerte en 1992 de algunos de los grandes éxitos del grupo, así como la de su hermano Elmer, voz principal del grupo en la actualidad. También fue importante la incorporación de Fernando Torrico y Edwin Castellanos, que más tarde abandonaron el grupo para formar el dúo Tupay y en 1997 la entrada del charanguista japonés Makoto Shishido, quien conoció el charango de niño y enamorado de su sonido se fue a vivir a Cochabamba siendo adolescente para aprender a tocarlo y llegar finalmente a ser aceptado en el grupo.

A finales de los años 80 del siglo XX, un grupo formado en Francia por músicos brasileños emigrantes en ese país llamado Kaoma consiguió fama mundial gracias al sensual baile de la lambada que acompañaron de una pegadiza canción, que era un evidente plagio de la canción “Llorando se fue” de Los Kjarkas compuesta por Ulises Hermosa con el ritmo tradicional de caporales. Finalmente, la justicia sentenció a Kaoma a indemnizar a Los Kjarkas con una suma de dinero que nunca se ha revelado pero que puede estimarse muy cuantiosa considerando el éxito que alcanzó el tema.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En que idioma cantan? quechua?
No tenia ni idea de lo del plagio de la cancion de la Lambada! Que fuerte.
Que interesante debe ser viajar a Bolivia y visitar lugares como el salar de Uyuni o las antiguas minas de Potosi.

Fry dijo...

La verdad es que Bolivia es un país impresionante aunque también quizás un poco difícil de entender. En cualquier caso, yo espero volver algún día.

La primera parte de la canción es en quechua y el título significa "Mi buen amor". En un frase puedo incluir todo lo que aprendí de este idioma: ama sua ama quella ama llulla (no seas ladrón, no seas perezoso, no mientas), es un código de conducta incaico.

Y para que puedas comparar, adjunto el enlace a la canción original de Los Kjarkas "Llorando se fue": http://www.youtube.com/watch?v=LtEM-FhZ3hs